¿Te Atreves a un San Valentín Diferente?


Entramos a las tiendas y encontramos un saturado display de corazones, rojo, rosa, flores y chocolates… Y desde hace mucho, esto abruma mis sentidos, porque es intenso el bombardeo constante que te dice que tienes que demostrar tu amor regalando piezas costosas o que rayan en el cliché intenso… Un regalo material no regala felicidad y mucho menos el tamaño del peluche, el arreglo de flores, o esa pieza de joyería, dicta cuanto te ama esa persona. Nooo, no, no, no me tomes a mal, no soy una amargada, y mucho menos la verdugo de cupido. Me gusta ver la gente feliz y enamorada y me emociono mucho cuando se que personas que se aman se mudan juntos, se casan o emprenden nuevas aventuras juntos; lo que no me encanta es que me empujen por ojo boca y nariz que debo comprar X o Y para hacer feliz a esa persona; además, si no te sientes bien contigo mismo, lo que haga tu pareja no va a llenar 100% ese huequito que debes llenar con amor propio; que de hecho, tú mismo debes ser tu primer amor.


Cada año se regalan alrededor de 36 millones de cajas en forma de corazón, 180 tarjetas, 198 millones de rosas, 880 botellas de vino espumoso y 58 millones de libras de chocolate, para producir todo esto las emisiones que se producen son el equivalente a guiar alrededor del mundo unas 3993 veces… ¿Qué tal si entonces tomamos cartas en el asunto, y celebramos San Valentín de forma diferente?



CHOCOLATE

Si quieres regalar chocolate; busca marcas que trabajen de forma sustentable y con certificación de comercio justo.


TARJETA / POSTAL

Puedes evitar la tarjeta, y decirle algo bonito a tu pareja, hijos o amistades. Otra opción es que hagas la tarjeta tú, utilizando materiales reciclados.


FLORES

Recuerdas el “love fern” de la película How to Lose a Guy in 10 Days? Jajajaja como olvidarlo? (si no haz visto la película es una buena opción, para San Valentín… en casa hasta a mi esposo le gusta, es super funny) Puedes hacer research sobre que planta se asemeja más a tu relación y regalársela en vez de las flores. También, puedes, sembrar un árbol en honor a esa persona, o pueden sembrarlo juntos como símbolo del amor que se tienen y como va creciendo.


CAJA EN FORMA DE CORAZÓN

Evita las envolturas; puedes reutilizar alguna bolsa marrón y decorarla con materiales de fibra natural como el jute. Puedes hacer de la envoltura parte del regalo, utilizando alguna bufanda o echándolo dentro de algún bolso reutilizable.


EL DATE

La cita de San Valentin típicamente es estresante para quien sea que lo esté coordinando. Bájale dos al estrés, y cocinen juntos. En casa esto funcionaria más… uno corta y el otro cocina, o me siento a tomar algo en lo que hablamos mientras mi esposo cocina, porque típicamente no podemos estar juntos, ahora me toca fregar y servir bebidas.


NO OLVIDES…

Que lo que realmente hace especial el día, es la EXPERIENCIA. No el regalo, ni las fotos para las redes sociales. Que mejor forma de celebrar el amor en todas sus formas, desde otra perspectiva y atreviéndonos realmente a ser diferentes.


Te invito a celebrar San Valentín integrando estos cambios. Como siempre te digo, tu cambio no tiene que ser perfecto, pero si tiene que ser constante y con conciencia. Atrévete a comenzar tu cambio hoy. Comparte con tus amistades los cambios que estás haciendo, para que cada día seamos más viviendo con conciencia ambiental.



La misión de Viernes de Pequeños Cambios es llegar a la mayor cantidad de personas posible, con pequeños cambios en acciones diarias, que tengan grandes resultados; para lograr mitigar el impacto ambiental. Es por esto que te pido que, le des like y share a Viernes de Pequeños Cambios, versión blog o podcast; para que poco a poco seamos más viviendo en armonía con el planeta.





Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2021 by Paper in Bloom