Conciencia Ambiental


Recientemente me topé por las redes sociales con un post que verdaderamente me dio qué pensar. La “perreta” de la persona era porque fue a comprar comida a lugar de comida rápida, y no le dieron sorbetos, sin embargo, el vaso tenía una tapa con un hueco para poder consumir la bebida sin mayor inconveniente. Básicamente su argumento rayaba en que no confiaba en la forma en que se pudo haber manejado la tapa al momento de ponerla en su vaso. Lo que automáticamente me llevó a pensar: pero si no confías en cómo pueden manejar una tapa, ¿cómo puede confiar en comerse lo que le den en este lugar? De ahí mi mente sigue corriendo, y va a la razón por la que este lugar ya no ofrece sorbetos. No se si recuerdas que en el 2019, hubo muchas opiniones encontradas sobre el uso de los sorbetos y en nuestra Isla se aprobó una medida que estable un periodo de transición y educación, con el propósito de que, para junio de 2022, ya no se use plástico de un solo uso para empaque y utensilios de comidas en establecimientos comerciales; y que tendrán que buscar alternativas encomiables para esto; por lo que SE SUPONE que nos encontramos en un proceso de cambio. Toda la situación del post me lleva a ver de forma directa el resultado de la falta de conciencia ambiental.


La falta de conciencia ambiental ha aislado la figura del humano, tratándolo como un ser independiente a la naturaleza. Sin embargo, la evolución del hombre esta directamente atada a su adaptación al medio ambiente. La conciencia ambiental consiste en actitudes y valores hacia el medio ambiente; tomando compromiso de acción y responsabilidades que tengan como fin un uso racional de los recursos. La conciencia ambiental también busca influir en procesos que pongan en peligro el bienestar de la naturaleza, a través de protestas, activismo y educación. La educación ambiental, es la que nos provee esa conciencia ambiental, ya que busca que los humanos conozcan sobre situaciones ambientales de forma constante; que tengan la sensibilidad y sentimiento ante estos temas y que lleven cabos prácticas y comportamientos responsables.


Cuando tienes conciencia ambiental se ve reflejado en todo lo que haces, porque es parte de un estilo de vida holístico. Después de todo no puedes decir que te importa algo, y no vivir de acuerdo con los parámetros que dicte lo que crees. No hablo de vivir en un mundo perfecto, pero si hablo de que va mucho más allá de tus palabras. No puedes decir que crees en que hay que hacer un cambio en pro del ambiente y por darte un ejemplo básico, en afanarte a las botellas plásticas de agua o los sorbetos de un solo uso como el caso de arriba, cuando hay opciones que van de la mano de un verdadero cambio.


Hay muchas compañías que profesan un estilo de vida con conciencia, y todo lo que tienen es un greenwashing inteso, solo por buscar lucrarse económicamente. Hay que saber identificar que compañías tienen una filosofía de vida con conciencia ambiental y quienes simplemente intentan aparentar. Tristemente cuando no hacemos parte de nuestra vida la educación ambiental, que nos lleva a la conciencia ambiental nos es muy difícil como individuos poder separar las x de los o.


La conciencia ambiental se puede desarrollar sin importar en qué etapa de tu vida te encuentres, y te aseguro que te hará ver las cosas con nuevos ojos, ayudándote a apreciar eso que dabas por sentado. Yo comencé este proceso hace aproximadamente seis años y aún me queda MUCHO camino por recorrer. Todo comenzó buscando alternativas en economía y que fueran de menor impacto ambiental durante mi primer embarazo y con el tiempo se ha ido expandiendo a diferentes partes de mi vida, incluyendo mi trabajo. Este blog (y podcast) específicamente nace como parte del desarrollo de esa conciencia ambiental. Viernes de Pequeños Cambios comenzó por el deseo de poder llevar el mensaje de una forma más directa; reforzando el propósito de mi arte, amo hablarles a las personas que visitan mi mesa en ferias sobre la importancia de la reducción de basura, y de cuidar del ambiente. Es intenso y hermoso poder ver las cosas con nuevos ojos, mi forma de intervenir es con la educación, no sólo hablándole a mis hijos en una forma clara y que puedan comprender sobre la importancia de la naturaleza y la problemática de la basura, y tomando acción de forma diaria en el estilo de vida en casa, pero también escribiendo y grabando de forma semanal para llegar a más personas, pidiendo que compartan y tomen acción, dando ideas de cómo tomar acción… la conciencia ambiental se refleja en todas las partes, incluyendo mi trabajo, ya que buscando minimizar el impacto ambiental, influye en las decisiones que tomo a nivel profesional, buscando que cada decisión me acerque más a eso que creo y profeso, después de todo, las acciones valen más que mil palabras.


Siempre doy acción a tomar, hoy te pido que lo que hagas, hazlo de forma genuina y disfrútatelo. Aquí te dejo tres ideas simples:

· Sal a tu jardín, descalza(o); cierra tus ojos, RESPIRA, cuenta hasta cinco para inhalar, aguanta la respiración cinco segundos, exhala contando hasta 10, hasta que botes todo el aire; repite el ejercicio 5 respiraciones, mientras lo haces, acepta en tu perspectiva lo que ocurre, lo que sientes en tus pies, la brisa, el sonido de los árboles… Repítelo cuantas veces sea necesario… Vas a aprender a amar y agradecer por el sol, el viento, el oxígeno y el hecho de que estas viva(o).

· Planta un árbol, o flores, o plantas de frutas o vegetales. háblale bonito, siente la tierra que le echas… Riégala todos los días, ponla en un espacio donde tenga sol necesario, aprende a cuidarla, es una vida. Cuando aprendes a amar, a entender y hacerte parte de la vida de una planta, aprendes a ver con nuevos ojos las cosas. Cuando ves con nuevos ojos, puedes encontrar soluciones creativas tanto a tus situaciones personales, como a las situaciones ambientales que ocurran alrededor tuyo.

· Proponte no comprar nada que no necesites. Empieza con una semana, luego por dos semanas, luego por tres semanas, para que vayas acostumbrándote a comprar sólo lo necesario; esto aplica también a la comida. Con esto aprendes a bajar tu nivel de consumo, alejándote de los excesos.


Hoy te voy a lanzar un reto:

1. Sube a tu Instagram, una foto tuya tomando acción con conciencia ambiental, y en la descripción explica qué te motiva a tomar esta acción.

2. Usa el #concienciambiental

3. Da follow y taguea en Instagram: @paper_in_bloom

La foto con más ♥ se va a llevar el Eco Friendly Starter Kit. Este kit lleva lo siguiente: Navaja de un solo filo, Cepillo dental de bambú, Jabón para cara y cuerpo en barra, bolso exfoliante, desodorante libre de aluminio, libre de alcohol, con empaque reciclable y shampoo en barra. Este Kit ha sido un proyecto del que no había hablado, y estará disponible para público general después del challenge, así que te llevarás el primero. El ganador se anunciará por Instagram, el 7 de noviembre de 2020. (para residentes de Puerto Rico o Estados Unidos).


Como siempre te digo, tu cambio no tiene que ser perfecto, pero si constante y con conciencia. La naturaleza no te necesita, sin embargo, te da todo lo que necesitas para vivir. Has pequeños cambios en tu estilo de vida, habla con tus amistades sobre lo que estás haciendo, para que juntos podamos ayudar a otros a vivir con conciencia ambiental.



Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • w-facebook
  • White Instagram Icon

© 2019 by Paper in Bloom.  Proudly created with Wix.com