Colector de lluvia / Beneficios a mi familia y hogar, “giving back” al planeta / Parte 3



Si algo he notado es que las plantas del huerto se ponen super DIVAS luego de un buen aguacero. Por esta razón, basándome en lo lucías que se ponen, decidí que la mejor agua para mis plantas es el agua de lluvia. Así que me puse a leer, para entender mejor porque ellas se ponen tan bellas, así como cuando uno se pasa un scrub facial y buen humectante. Resulta ser que, en efecto, es la mejor agua, esto debido a que el agua que sale del grifo de la casa, viene de una planta de tratamiento, y ha sido procesada para evitar enfermedades, así que viene con cóctel de cloro y otros químicos. El agua de lluvia tiene la temperatura “on point” para las plantas, además de que el agua de lluvia cuando cae limpia las hojas del polvo acumulado en días de calor y ayuda a disolver mejor los nutrientes de las plantas, permitiendo que ellas puedan absorberlo mejor.


Buscando economizar en la factura del agua (con todas mis plantas son mas de 4 galones diarios), y porque me encanta tener DIVAS en mi patio, decidí hacer un colector de lluvia, o en muy buen español “rain barrel”. Es super fácil de hacer, los materiales los puedes conseguir en la ferretería de comunidad a precios módicos y es un trabajo de menos de un día.


Materiales:

- Zafacón plástico con tapa (la tapa realmente es opcional)

- Taladro con barrena bastante gruesa

- 4 ladrillos de construcción

- Tela metálica (de screen)

- Grifo (llave de agua)

- Tie wraps

- Navaja

- Duck Tape

- Teflon


Procedimiento:

1. En la tapa, haces un hueco rectangular del tamaño de preferencia, con la navaja.

2. Haz perforaciones alrededor de ese hueco.

3. Coloca la tela metálica encima del hueco, y mide que cantidad necesitas y cortas en la medida necesaria.

4. Haz pequeñas perforaciones alrededor de la tela metálica asegurándote que están alineados con las perforaciones previamente hechas en la tapa.

5. Amarra con tie wraps y asegura con duck tape.

6. En el zafacón, haz a dos – tres pulgadas desde la parte de abajo, hacia arriba, un hueco del tamaño de la base de tu grifo.

7. Ponle teflón alrededor y colócalo en el hueco del paso seis.

8. Desde la parte superior del zafacón, a una distancia de 3-4 pulgadas, haz cuatro perforaciones (al frente, atrás y a cada lado) esto es para evitar que se salga el agua por la parte de arriba, en caso de que el zafacón se llene.

9. Coloca los cuatro bloques en forma de cuadrado, lo mas pegado posible, y coloca el zafacón debajo del desagüe.

10. Disfruta el fresco de la lluvia, y luego dale las herramientas a tus plantas, para que también sean DIVAS.



Anímate a hacer tu colector de lluvia, envíame las fotos de tu colector de lluvia y/o huerto, para publicarla en las redes y darles piquiñita a los que no se atreven. Te espero en la próxima entrada, y recuerda, que tu cambio no tiene que ser perfecto, pero debe ser constante. Trabajemos juntos para normalizar el cultivar nuestro alimento e intercambiar frutos con otros que hacen lo mismo y alimentar nuestras plantas con la mejor agua para ellas. Vive con propósito, actúa con consciencia y contagia a los que tienes alrededor.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • w-facebook
  • White Instagram Icon

© 2019 by Paper in Bloom.  Proudly created with Wix.com